07 febrero 2010

¡Toca destacarse!

En su obra It´s not how good you are, it´s how good you want to be (traducida al español como Usted puede ser lo bueno que quiera ser), el director creativo Paul Arden decía:

¿Cuántos discursos has oído en tu vida? ¿Y cuántos recuerdas? Palabras, palabras, palabras. No des una charla. Monta un show. El entusiasmo es contagioso. Y cuanto más sorprendente sea, más se recordará. Y, lo que es más importante, más te recordarán.

Esta máxima de Arden parece haberla asumido muy bien el hombre del tiempo de este vídeo...



Al fin y al cabo, si quieres mantener tu trabajo en un mundo laboral en crisis, se torna esencial diferenciarte del resto de profesionales del mismo ramo.

Cierto. Hoy, más que nunca, toca destacarse. Toca crear tu propia marca personal que transmita los atributos que puedan diferenciarte y hacerte único. Toca singularizar tu trabajo y distinguirte del resto. Porque si no tienes marca diferenciada, entonces eres lo más parecido a una materia prima no diferenciada, un producto básico, un commodity que puede ser fácilmente reemplazado.

Es lo que Sergio Bulat nos cuenta en su libro El arte de inventarse profesiones: "Si conseguimos personalizar nuestro trabajo, será más difícil reemplazarlo".

Que es lo mismo que nos dice Seth Godin en su nueva obra Linchpin: Are you indispensable?: "Hay que levantarse y convertirse en una pieza clave. La mejor manera de mantener el trabajo es siendo único e indispensable".

Que a su vez es un calco de lo que mucho antes proclamó Coco Chanel: "Para ser irremplazable uno siempre debe ser diferente".
 
Google Analytics Alternative