10 julio 2010

Las Leyes de la Productividad

Este magnífico ensayo sobre las Leyes de la Productividad (Rules of Productivity) es de lectura obligada para las empresas que quieran ser más productivas en este siglo XXI.

Grosso modo aquí resumo los fundamentos de estas leyes de la productividad:

El exceso de trabajo es improductivo. La productividad varía a lo largo de la jornada laboral, con la mayor productividad durante el impulso inicial (en las primeras horas). Pero conforme van pasando las horas de trabajo, la productividad decae, tiende a cero, e incluso acaba por convertirse en productividad negativa. Hay un punto en el que trabajar más horas no crea valor añadido. De hecho, despues de este punto “b”, cada hora extra de trabajo produce un valor negativo. Conclusión: trabajar en exceso no promueve la productividad, sino todo lo contrario.


En este gráfico vemos el punto "b" hacia la improductividad


Y en este otro gráfico se aprecia que si trabajas una media de 60 horas semanales, tu productividad irá cayendo después de un primer impulso, hasta el punto que a partir de la cuarta semana empezarás a ser menos productivo que trabajando 40 horas a la semana

No fuerces la máquina. Trabajar más se siente como si estuvieras haciendo algo más, pero en realidad estás haciendo menos. Lógico: no se puede forzar la creatividad, la elocuencia, la buena escritura, el pensamiento claro,...

Descansa y duerme bien. Nadie toma decisiones brillantes cuando está cansado. Si estás embotado con un problema, tómate un respiro, sal a dar un paseo o ve a casa. La falta de sueño es particularmente dañina para el trabajo. Procura dormir 8 horas diarias.

Se flexible y comprime la jornada laboral si es necesario. La actual jornada laboral de 40 horas semanales se puede dividir de diversas maneras, y la variante que ocasionalmente se demuestra como la más productiva es la de trabajar 10 horas diarias en cuatro días (por ejemplo, de lunes a jueves) con tres días de descanso (viernes, sábado y domingo). La flexibilidad de, ante plazos cercanos, poder implementar la jornada laboral comprimida de 4 días/10 horas se hace más productiva porque, entre otras cosas, los trabajadores se muestran más satisfechos con su empleo gracias a que, según ellos, la jornada 4/10 concilia mejor su trabajo con su vida personal.

En este gráfico observamos como a la compresión del trabajo (zona de color verde) le debe seguir un reposo equivalente (zona de color rojo) que permita recargar las pilas

Deshazte de los Departamentos de tu empresa. Por ejemplo, no pongas a los informáticos en una habitación separada de la de los administrativos. En su lugar, mejor divide tus proyectos en pequeños equipos multifuncionales (de menos de 10 personas). Que cada uno de estos grupos reducidos se componga de una mezcla de profesionales diferentes de tu empresa (un ingeniero, un escritor, un programador, un diseñador gráfico, un administrativo,…) para que trabajen juntos en un proyecto, en la mejora específica de ciertos servicios. El trabajo con pequeños grupos fragmentados e interdisciplinarios es el más productivo porque genera sinergia al beneficiarse de la colaboración, el networking y el brainstorming (lluvia de ideas). Una sinergia de ideas e iniciativas que además fluye con mayor rapidez, ya que, al ser un grupo reducido, hay menos personas que convencer y menos interdependencias que solucionar.

Haz más con menos. La mejora de la productividad no consiste en producir más sino en producir mejor. Enfócate en hacer bien unas pocas características del producto/servicio, y no en querer producir muchas características pero mal dirigidas al mercado.

Empodera a tus empleados. Dales libertad de acción y concédeles el control de su trabajo. Que sea el empleado quien, con responsabilidad, decida como administrar su tiempo y su trabajo. Que sea él quien se involucre en un proyecto o en un producto en lugar de tener que asignarle tareas. En este sentido es bien conocida la política de Google que estipula que sus empleados pueden dedicar el 20% de su tiempo al desarrollo de sus proyectos personales favoritos. Esta regla del 20% incrementa la innovación y la productividad. No en vano más de la mitad de los nuevos productos de Google se originaron en un proyecto del 20%.

Flattr this

1 comentario :

nafarrin dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu post, aunque creo que el problema es la cadena Empresa-trabajo-empleado y sacar el rendimiento de cada uno por separado y en sus interacciones.

Basándome en tu post he publicado un post nuevo en mi blog con la introducción de la cadena (http://nafarrin.wordpress.com/2010/07/12/las-leyes-de-la-productividad/).

 
Google Analytics Alternative