03 octubre 2010

¡Quiero mi "Recibo del Contribuyente" YA!

Me apunto a la genial idea para reducir el déficit público propuesta por el think-tank Third Way: el Taxpayer Receipt (Recibo del Contribuyente).

La idea de este Recibo del Contribuyente es tan simple como transparente: a cada contribuyente que haga la declaración de la renta, el Estado le ha de entregar un recibo personalizado que le muestre exactamente (hasta el último céntimo) cómo se gasta su dinero sobre la base de la cantidad que pagó en impuestos.

Si los consumidores podemos ver información detallada sobre todos los productos que compramos (ingredientes, peso neto, fecha de caducidad,...), entonces, ¿por qué por la partida más importante que pagamos en un año –la factura de impuestos– no recibimos nada de información? El ciudadano tiene derecho a obtener información por lo que paga de una forma clara, directa y personalizada. Así pues, si le pagamos al fisco es de recibo exigirle el Recibo del Contribuyente.

Huelga decir que proporcionarle al contribuyente este recibo personalizado que detalla el uso publico de sus impuestos, podría contribuir a un mejor debate público sobre los presupuestos y podría permitir ejercer una mayor presión al Gobierno para que sea más responsable en su política fiscal.

Aquí tenemos un ejemplo de lo que se vería en un Taxpayer Receipt de un contribuyente que gana al año 34.140$ y paga 5.400$ de impuestos

Actualización (6 de octubre de 2010): Inspirado por este concepto del Taxpayer Receipt, ya hay quien ha creado una versión online para que calcules tu propio Recibo del Contribuyente.

4 comentarios :

Nonito Sabebien dijo...

Es buena la idea del recibo.
Pero aca en Argentina, si tuvieran que detallar punto por punto en que se gastan los impuestos recaudados los ìtems deberían ser: coimas, sobornos, sobresueldos, planes trabajar entre otros "gastos de funcionamiento" del poder de turno.

Muy bueno el blog.

Alberto Dotras dijo...

La solución a ese problema, Nonito, es sencilla: en el recibo de turno se desglosaría, digamos, las 20 principales partidas, y al final del recibo se deja un enlace para, si uno quiere, consultar en la red el resto de partidas.

Ubertino Da Casale dijo...

Eso ya existe en Inglaterra via Internet: Administraciones: los datos no les pertenecen.

Anónimo dijo...

La idea es genial, pero aquí no creo que lleguen a hacerlo. ¡Les daría verguenza!
En cualquier caso y aprovechando que ahora se van a aprobar los presupuestos generales del Estado, se debería exigir una comunicación pública con este tipo de desglose en donde se especificasen porcentualmente, las 30 principales partidas presupuestarias.
(30, 50 o las que sean).
Seguro que alguna sorpresa nos llevaríamos (como por ejemplo en el coste de políticos, sindicatos, partidos, edificios gubernamentales y administrativos, coste de la administración en Europa, etc...)
Vaya tela. (Nunca mejor dicho).
Salute.
Nacho

 
Google Analytics Alternative