22 mayo 2011

Lo llaman trabajo y no lo es

¡Indígnate! La esclavitud no ha sido abolida, solo se puso en nomina.

Los empleados somos esclavos de un rígido horario laboral en un lugar de trabajo determinado, lo que contribuye a crear la idea generalizada de que el trabajo es un castigo, y no una actividad humana que debería desarrollar nuestra autoestima y hacernos sentir bien con nosotros mismos.

Realmente lo que nos esclaviza no es el trabajo en sí, sino el hecho de que la compañía para la que trabajamos sea dueña de nuestro tiempo.

¡TRABAJO REAL YA!

 
Google Analytics Alternative