08 agosto 2011

La jornada laboral es un despilfarro


Tal y como ilustra esta viñeta de cinismoilustrado.com, tan sólo un 11% de las ideas creativas surge en la oficina. O dicho de otra manera: casi todas las buenas ideas se obtienen fuera del horario laboral.

Y pese a todo, las empresas siguen pagando a las personas por estar presentes físicamente en un lugar de trabajo durante 8 horas al día. Se trata de un despilfarro escandaloso de capacidad humana.

Que espabilen sindicatos, políticos y empresarios: la jornada laboral (el sistema de retribución por horario otorgado) no es precisamente la medida más apropiada para valorar el trabajo en esta era del conocimiento y la economía creativa que nos está tocando vivir.

Con principios fosilizados no es posible mantenerse a la vanguardia de un mundo vertiginosamente cambiante, competitivo y global.

Buen momento para recordar la frase de Picasso que decía: "La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando"
 
Google Analytics Alternative