15/8/2011

Mamá: deja de pelarme la fruta

“No es una crisis, es que ya no te quiero”, rezaba una pancarta del movimiento 15M. 

Que gran verdad. En realidad la devastadora crisis económica que estamos padeciendo es esencialmente una crisis de confianza. No confiamos en los partidos políticos, ni mucho menos en la banca, ni tampoco en las empresas, ni siquiera en los sindicatos. El sistema está en la picota.

Un sistema cuestionado que ahora, desesperado, trata de solucionar el problema de bajo crecimiento y deuda descomunal con... ¡más deuda! No hace falta ser un hacha para darse cuenta que estamos llegando a los límites de este sistema.

Va a ser que tienen razón esos guruses que predicen el fin del empleo y de las corporaciones como forma habitual de trabajo y creación de riqueza, y que en su lugar emergerá una nueva economía más eficaz y eficiente basada en redes de trabajo organizadas por profesionales independientes.

Una nueva economía de comunidades de Internet que conducirá a la eficiencia por encima del crecimiento y en la que cada persona tendrá que centrarse en sus propias competencias profesionales y personales, en lo que le hace diferente, en aquellos aspectos en los que destaca.

Toca construir tu marca personal, imprimir tu sello, ser independiente, tener iniciativa, desarrollar tu red de trabajo, emprender.

Corren malos tiempos para los cómodos, los consentidos, los sobreprotegidos,... Así que ya lo saben padres del mundo: por favor, dejen de pelarle la fruta a sus hijos.

Viñeta de Euler que escenifica el camino hacia el fin del empleo

 
Google Analytics Alternative