08 diciembre 2011

Primero descubre lo que quieres ser; luego haz lo que tengas que hacer



Una organización sin propósito está condenada al fracaso. Por eso debemos dedicar tiempo a definir lo que en verdad hay que hacer, lo que queremos conseguir: la estrategia.

Este es mi decálogo básico de planificación estratégica de empresa:
  1. Definir lo que hacemos y no hacemos: la misión.
  2. Prever donde queremos estar en el futuro: la visión.
  3. Describir la personalidad de la empresa, el modo en que nos proponemos operar día a día: los valores.
  4. Analizar nuestros recursos y capacidades (¿en qué destacamos?).
  5. Analizar el sector (DAFO, 5 Fuerzas de Porter,...).
  6. Formular la estrategia corporativa que decide por qué mercados apostar (diversificación, integración,...).
  7. Formular la estrategia competitiva que nos dice cómo debemos competir en nuestro sector (estrategia de bajo coste, de diferenciación, de nicho). 
  8. Comunicar la estrategia, hacerla entender hasta que esté interiorizada entre todos los implicados en la compañía (empleados, directivos, clientes, accionistas,...).
  9. Fijar unos objetivos estratégicos y operativos (qué pasos vamos a dar) para aplicar la estrategia definida.
  10. Medir y evaluar lo lejos o cerca que estamos de los objetivos planteados: Cuadro de Mando Integral.
 
Google Analytics Alternative