03 marzo 2012

El trabajo como tortura

La palabra trabajo viene del latín tripalium, que significaba literalmente ‘tres palos’ y que era un instrumento de tortura formado por tres estacas a las que se amarraba al esclavo. Asimismo, el verbo trabajar viene de tripaliāre que significa torturar o torturarse. No es extraño, pues, que el trabajo haya adquirido el sentido de ‘sufrimiento’. El ya fallecido Pepe Rubianes lo expresa a su manera en este brillante y breve monólogo que he recibido vía Álvaro Navarro Alises.

 
Google Analytics Alternative