10 julio 2012

Adiós a los secretos, hola a la transparencia



Nada de poses. Tu marca tiene que ser auténtica y transparente, porque en la red tarde o temprano se descubre cualquier intento de maquillaje. Las reglas del juego han cambiado con la web social: menos discursos y más conversación.

Da visibilidad. Que se sepa cómo van las cosas en tu empresa, cuál es su rumbo, que proyectos hay entre manos. Más aún, elimina las paredes hacia fuera, porque las ideas valiosas pueden venir tanto desde dentro como desde fuera de tu organización (open innovation).

En definitiva, convierte el conocimiento en "un asunto de todos". Democratiza el acceso a la información del negocio (open data), porque cuanto más libremente circule, mejores ideas surgirán y más creativa será tu empresa. En el nuevo paradigma, la información es poder... cuando la compartes. 
 
Google Analytics Alternative