25 julio 2012

Sustituir el email por la red social corporativa



Tal y como ilustra este vídeo, el correo electrónico es una pésima herramienta para el trabajo colaborativo y la toma de decisiones en grupo.

Y es que no son pocos los problemas de fluidez en la comunicación que genera el email. Primero, porque para poder tomar una decisión colectiva se necesita un sinfín de idas y venidas de intercambios de emails, lo que conlleva una pérdida de tiempo considerable. Y segundo, porque con tanto email cruzado yendo de aquí para allá, es normal que surjan equívocos y desinformacion por falta de claridad (que si se nos ha olvidado poner en copia a mengano, que si fulano tenía su buzón lleno, que si no teníamos actualizada la cuenta de email de zutano,...).

Se trata de un desperdicio escandaloso de capacidad productiva y de tiempo. Y pese a todo, las empresas siguen usando el correo electrónico como principal herramienta de comunicación interna.

Pero podemos poner fin a esta locura mediante el uso de redes sociales corporativas. Para comunicarnos en grupo no hay tecnología más simple de utilizar y con tantas ventajas como la red social corporativa. Con ella, la interacción entre personas es mucho más fácil, intuitiva, atractiva, rápida y efectiva que con el viejo email.

Por si esto fuera poco, la red social corporativa (o intranet social) impulsa las relaciones personales entre empleados, fomenta la cultura de participación y colaboración, potencia la motivación y el orgullo de pertenencia a la empresa, y aumenta la visibilidad del conocimiento, permitiendo identificar fácilmente a los líderes dentro de la empresa (es fácil vincular la información a cada empleado y saber quien está relacionado con una determinada idea o proyecto). 

En definitiva, socializar la comunicación en el trabajo da lugar a mejores y más rápidas decisiones, haciendo más productivo el trabajo diario de los empleados.

¿A qué están esperando las empresas para reemplazar el 'vetusto' email por la flamante red social corporativa?

7 comentarios :

Julio Martin Paino dijo...

Es un ejemplo muy evidente de como la tecnología puede mejorar la productividad, hace falta ir sembrando y cambiando la cultura para llegar hasta ello, no es imposible.

Alberto Dotras dijo...

Gracias Julio por pasarte por acá. En efecto, abrazar la tecnología para mejorar la productividad es importante, pero como bien dices lo más importante aquí es ir cambiando la cultura empresarial. Porque el verdadero reto no es tanto la implantación en las empresas de tecnología social (redes sociales corporativas, herramientas colaborativas, wikis,...) como conseguir que éstas entiendan que ahora, con el nuevo paradigma social y participativo, la información sólo es poder si la compartes. Prosperarán quienes aprendan a compartir la información, a redistribuir el poder y co-crear conocimiento de forma colaborativa.

Esteban dijo...

Alberto, me gustaría ponerme en contacto contigo para saber más de tus cursos. Saludos!

Chema dijo...

Estoy muy de acuerdo en el tema de compartir la información, tener un sistema de gestión de la información sencillo y directo y disponer de una herramienta como una red social corporativa es lo mejor para que no se pierda información.

La pena es que todavía tenemos miedo a enseñar lo que sabemos a los compañeros y que todavía se premia la meritocracia, con lo que la gente piensa que si comparte, el mérito se va para otro en vez de pensa que entre todos se desarrollo todo mejor y el beneficio es para el conjunto.

Hace poco en un foro de un curso precisamente salía esta problemática.

Otra cosa Alberto, cómo crees que es mejor implantar una red social corporativa, con un grupo privado en facebook, con algún tipo de aplicación que se pueda integrar en la intranet?

saludos

Alberto Dotras dijo...

Hola Chema:

A la hora de implementar una red social corporativa se pueden utilizar múltiples herramientas. Muchas de ellas son gratis (total o parcialmente) y están en la nube, como por ejemplo Salesforce, Bluewiki o Socialtext. Llegado el caso, también se podría recurrir a redes sociales generalistas como Facebook o Google+, creando dentro de ellas grupos cerrados para el trabajo de equipo, de departamentos o de proyectos. Personalmente apostaría por crear un grupo secreto de Facebook, ya que la mayoría de los empleados ya tienen perfil en esta red social y están familiarizados con ella. Sobre este particular te recomiendo este post: http://blog.ceparker.com/porque-usar-grupos-secretos-de-facebook-dentro-de-la-empresa/

Sin embargo, todas estas plataformas online tienen un problema de dependencia externa al tener toda la información en Internet. Tiene sus riesgos confiar tu base de datos a terceros. La alternativa sería instalar tu propia RSC en tus servidores, bajo tu dominio. Aunque quizá la mejor apuesta sea “hacer un mix” que combine red propia con redes sociales en la nube.

Rafa Camacho dijo...

Vamos hacia eso, dentro de x tiempo hablar de comunicación a través de redes sociales corporativas nos parecerá normal, mientras la comunicación 'sólo' por e-mail será algo anormal e inadaptado a la nueva economía.
Buen post, saludos ;)

Chema dijo...

Gracias por la contestación,este post me pareció especialmente interesante, además de los temas de marketing y management habituales estaría bien alguna entrada sobre cosillas nuevas de social media que vas detectando por ahí.

un abrazo

 
Google Analytics Alternative