19 febrero 2013

El rol evangelizador del Social Media Manager

Es primordial hacer entender a los dirigentes de empresa que las redes sociales por sí mismas sirven de poco si no se adopta una cultura 2.0.

Las empresas precisan comprender que la revolución 2.0 no es sobre tecnología, es sobre personas y relaciones. Que no se trata de simplemente “estar” en Facebook, sino sobre todo de “ser” social. Que no se trata aquí de interrumpir con publicidad, ni siquiera de cosechar fans, sino de construir relaciones honestas con el cliente, y que estas se conviertan de alguna forma en ventas o en generación de marca.

¿Y quién es el valiente que tiene que explicar estas cosas dentro de la empresa? Pues el Social Media Manager (o en su defecto, el Community Manager). Él es el encargado de, entre otras cosas, educar, sensibilizar, mentalizar y convencer sobre las posibilidades y oportunidades que ofrecen las comunidades sociales para el desarrollo del negocio. Contagiar de “ilusión 2.0” a todas las áreas de la empresa, especialmente a la Alta Dirección, es quizá el mayor reto al que se enfrenta un Social Media Manager.

Una tarea harto difícil y delicada esta de la evangelización 2.0, porque el Social Media Manager se va a topar aquí con un muro de reticencias, recelos y miedos internos. Admitámoslo: a las directivos les da miedo abrirse a los medios sociales, no vaya a ser que con tanta transparencia salga a la luz la verdadera personalidad de la empresa que, dicho sea de paso, en general en poco o nada se parece a la imagen que se pretende transmitir en sus slogans corporativos. 


¿Pero los medios sociales no revelarán lo antisociales que realmente somos?

Lo que estas empresas deberían saber es que, tanto si están presentes con sus propios medios sociales como si no, a sus espaldas los usuarios de Internet ya están contando al mundo entero su opinión acerca de ellas. Así que ya puestos, lo mejor es llevar esta conversación sobre tu marca a tu terreno, a tus propios canales, donde tu poder de influencia es mayor.
 
Google Analytics Alternative