15 abril 2013

¿Por qué y para qué trabajamos?

¿Cuál es el significado del trabajo? ¿Qué hay que hacer para tener empleados motivados y productivos?

La respuesta a estas preguntas no está, según el economista Dan Ariely, en el dinero por sí solo (el salario), sino que más bien depende de que las personas puedan tener un propósito o reto con su trabajo, que sientan que su trabajo les permite realizarse en lo personal y profesional, que éste sea algo que se haga con esfuerzo, atención y mimo.

Quiere esto decir que los trabajadores dan lo mejor de sí mismos no por dinero (ni mucho menos porque se lo ordenen), sino por voluntad propia, porque les pone hacer un buen trabajo. En otras palabras, el trabajo de verdad no es algo que uno haga para conseguir una recompensa, es un premio intrínseco en sí mismo.
   
 
Google Analytics Alternative