16 julio 2009

Un nativo digital en la Xunta

Un buen amigo mio me ha enviado hoy un e-mail con un enlace a esta noticia de Libertad Digital, en donde se critica a Feijoo por nombrar como asesor para su gabinete de Economía e Industria de la Xunta a un joven vigués de sólo 21 años -Javier Dorado Soto-, estudiante y sin experiencia laboral conocida.

Según Libertad Digital, la única actividad conocida de Javier Dorado es un blog "cuyo contenido es más propio de un escolar que de un estudiante universitario". "Este es todo su currículo aparte de ser presidente de Nuevas Generaciones de Pontevedra", apostilla la noticia.


A ver. De entrada, cae de cajón que Feijoo prefiera para su equipo a un asesor cercano de su propio partido, el PP, antes que a otro ajeno o de otro partido político. Obvio (aunque personalmente hubiera preferido a un independiente como asesor).

Ahora bien, lo que me atrae de esta noticia para reseñarla hoy aquí no es el supuesto partidismo político (tema que no viene al caso en este blog de Management 2.0), sino el tono de esta gacetilla que viene a decir que este chico (con más pinta de pijo surfista que de político) no vale para el cargo en cuestión por el hecho de ser muy joven y no tener experiencia profesional, credenciales académicos y curriculum.

Personalmente no conocía nada de este joven nativo digital (término que agrupa a aquellos para los que Internet existe desde que prácticamente tienen uso de razón). Hoy mismo le he echado un ojo a su blog, y la verdad es que su contenido no es ni mucho menos "propio de un escolar", tal y como dice la noticia con no poca malicia (noticia que también falta a la verdad al decir que Dorado tiene abandonado su blog desde principios de abril).

En cualquier caso, la cuestión es que me parece un error de bulto valorar los méritos de una persona en función de las jerarquías, los títulos o privilegios del pasado, y no tanto por su iniciativa, creatividad y pasión; cualidades estas últimas que sí parece poseer Dorado, como se puede apreciar en este vídeo.

Yo sobre este particular lo tengo claro: me da igual la posición y edad que uno tenga; lo que me interesa es su capacidad para el puesto. Y si yo fuese Feijoo lo que valoraría del joven Dorado es, más que sus credenciales, si realmente tiene o no capacidad para aportar valor añadido.

No en vano que la capacidad vale más que los credenciales lo está demostrando Internet. El estatus, la experiencia laboral y los grados académicos pierden influencia en la Red. Lo que cuenta en Internet es el valor que se agrega, y no el currículum. Cómo muy bien dice Gary Hamel en su obra “El Futuro del Management”:

“En Internet las herramientas de la creatividad se hallan ampliamente distribuidas y las ideas compiten en igualdad de condiciones. A medida que las herramientas para la creatividad aumentan, la distinción entre «profesional» y «aficionado» está desapareciendo con gran rapidez. Cuando sube un videoclip a YouTube, nadie le pregunta si es usted diplomado por una escuela de cine o un autodidacta. Cuando escribe un blog, nadie pregunta si tiene una licenciatura en periodismo o sólo una mente incisiva. En los comunes creativos, la reputación personal es una función de aptitud: no se necesitan credenciales, ni relaciones, ni años de experiencia. Sin embargo, en muchas empresas las distinciones profesionales y jerárquicas siguen privando a miles de trabajadores del derecho de participar en el desarrollo de productos, en la innovación del modelo de negocios, en el diseño promocional y en muchas otras tareas «creativas»”.

Es bien sabido que a la Administración Pública le sobra burrocracia y le falta creatividad. Así que bienvenido sea que a una institución como la Xunta empiecen a incorporarse nativos digitales como el joven Dorado. Ojála esto sirva para ir modernizando, aunque sólo sea un poquito, el rígido modelo de gestión de las diferentes instituciones del Estado autonómico.

En este sentido va aún más lejos el rockero de los negocios Nigel Barlow, cuando en este vídeo dice que las organizaciones de hoy en día deberían tener un asesor tecnológico de 14 años de edad, porque los quinceañeros piensan desde un punto de vista digital.



En este otro vídeo (entre el minuto 2 y 4), Antonella Broglia habla del politico-gamer o consejero delegado-gamer, en referencia a que los nativos digitales, a base de jugar con la play station y navegar por Internet, han desarrollado a lo largo de su joven vida un cerebro mucho más flexible, abierto y rápido que las generaciones precedentes, características estas excelentes a la hora de evaluar alternativas, tomar decisiones y dirigir empresas o equipos.

 
Google Analytics Alternative