12 junio 2010

Xavier Sala i Martín: "La clave de la productividad no es el I+D, son los trabajadores"

En una ponencia sobre competitividad celebrada este miércoles pasado en Vigo, Xavier Sala i Martín, catedrático de Economía de la Universidad de Columbia, sentenció con rotundidad que "la clave de la productividad no es el I+D, son los trabajadores".

El vicepresidente del Fútbol Club Barcelona arrancó su charla afirmando que el gran problema de la economía española es su baja productividad. "Estamos ante un problema de productividad, un problema de oferta, un problema de competitividad", declaró. "En España los salarios están por encima de la productividad. Y aquí sólo hay tres alternativas: o bien la productividad sigue más baja que el salario, lo cual quiere decir paro, o bien bajas los salarios para equipararlos a la productividad, lo que tendría graves problemas sociales, o bien aumentas la productividad de tal manera que el trabajador produzca mucho más con las mismas horas de trabajo".

Sala i Martín comentó que cuando no puedes competir haciendo las cosas más baratas que los demás, la alternativa que tienes es hacer las cosas mejor que los demás, o mejor aún, hacer las cosas distintas que los demás.

"Y aquí, en hacer las cosas distintas o nuevas, es donde todo el mundo habla de innovación", señaló el gurú que en el año 2009 figuró en las quinielas de los Nobel de Economía. Y para él, "innovación es simplemente satisfacer una nueva demanda (un producto nuevo) o satisfacer una demanda existente de maneras nuevas (reinventar un producto o un modelo de negocio)".

Sala i Martín insistió en el hecho de que "la innovación ocurre en todos los sectores", y no sólo en el tecnológico. "Hay innovación en el sector textil, en el vino, en el turismo,… en todo, incluso en la elaboración de la pizza", explicó. En este sentido, el economista catalán nacionalizado estadounidense, recalcó que los grandes inventos empresariales recientes son del sector café (Nespresso y Starbucks) y del sector textil (con una Zara que revolucionó la distribución textil con su estrategia fast fashion).

De un modo didáctico, Sala i Martín aclaró que la innovación no es fruto de grandes inventos. "La innovación comienza con pequeñas ideas, pequeños pasos adaptativos. En realidad la innovación viene liderada por la necesidad de adaptarse al entorno, al igual que hacen las especies animales".

En este contexto de adaptación darwiniana, Sala i Martín sacó a relucir el libro de Amar Bhidé "sobre el origen y evolución, no de las especies, sino de los negocios", dijo. Libro en el que se analizan las 500 mejores ideas de la historia de la Empresa. "¿Y de dónde vienen las grandes ideas empresariales?", preguntó el economista que ha convertido al Fútbol Club Barcelona en una de las empresas más rentables de España. A lo que respondió que el libro es contundente al respecto, pues revela que "el 71% de las ideas empresariales viene de los trabajadores, el 21% es fruto de la casualidad, y sólo el 8% nace mediante I+D".

Por lo tanto, sentenció: "la clave de la productividad no es el I+D, son los trabajadores". Y cuánta razón tiene aquí Sala í Martín porque, en efecto, los trabajadores de primera línea son quienes mejor conocen los problemas de la empresa y en consecuencia quienes, con las herramientas y formación adecuadas, mejor pueden encontrar soluciones y cambiar hacia algo mejor.

Así las cosas, Sala i Martín resumió cuales son las claves para innovar, a saber:
  • Escuchar a los empleados
  • Darles la responsabilidad de la calidad de su trabajo
  • Fomentar su creatividad
  • Crear un entorno de trabajo de ideas
  • Y facilitar la implementación de estas ideas
Aquí filmé ciertos momentos de su charla en los que incide en el hecho de que la innovación es, sobre todo, resultado de la iniciativa de los trabajadores


Por último, Sala i Martín habló de las múltiples barreras que España debe salvar si en verdad quiere ser más productiva, como por ejemplo:
  • Librarse de las enormes trabas burocráticas a la hora de crear una empresa ("En el ranking mundial en cuanto a facilidades para abrir un negocio, España ocupa el lugar 126, justo por debajo de la Isla de Tonga").
  • Reducir el poder excesivo y arbitrario de las autoridades municipales tan proclive a la corrupción.
  • Terminar con el proteccionismo de Estado de sectores poco competitivos camuflados como "estratégicos".
  • Mentalizarnos para cambiar de profesión a lo largo de nuestra vida laboral ("Cuando el mundo cambia, los trabajadores tienen que cambiar con el mundo").
  • Crear una cultura del trabajo más meritocrática ("En España los salarios no están ligados a la productividad sino a la antigüedad").
  • Trabajar de una forma más productiva ("Perdemos el tiempo con reuniones e informes inútiles, en lugar de trabajar").
  • Fomentar entre los jóvenes la cultura del esfuerzo ("En Estados Unidos los estudiantes aspiran a ser como Bill Gates, quieren ser emprendedores y ricos; mientras que los jóvenes españoles quieren hacerse ricos y famosos al estilo David Bisbal, con sólo tres meses de ‘trabajo’ en Operación Triunfo").
  • Cambiar la política educativa ("Hay que empezar por cambiar la escuela primaria, para fomentar el espíritu crítico en el niño y enseñarle a inventar soluciones").

Flattr this
 
Google Analytics Alternative