13 junio 2010

Puedes ser pequeño y a la vez escalable

¿Por qué crecer? Las empresas no tienen que expandirse para conquistar el mundo. Está bien crecer, pero por encima de todo una empresa hoy tiene que ser adaptativa.

Y es que el entorno actual al que nos enfrentamos es más volátil y discontinuo que nunca. Vivimos en un presente cada vez más incierto. Un mundo vertiginosamente cambiante y de alta movilidad tecnológica que obliga a las organizaciones del siglo XXI a estar reinventándose de manera permanente.

Y el caso es que el mundo está cambiando más rápido de lo que las empresas pueden adaptarse.

Es por ello que hoy ya no basta con tener ventaja competitiva en un momento determinado, hay que tener ventaja evolutiva en el tiempo. La rentabilidad de mañana depende del evolucionismo de hoy.

Así pues, la adaptabilidad (la capacidad para aprender más rápido y mejor que la competencia) es hoy el imperativo más importante para ser eficaz y competitivo en un mundo de cambios acelerados. La adaptabilidad no es una opción, es una necesidad para sobrevivir y prosperar. Una adaptabilidad que depende cada vez menos de la planificación y el control, y cada vez más de la agilidad y la creatividad.

Y en este contexto, cuanto más grande seas, más te costará cambiar y adaptarte. Por contra, cuanto menos peso mejor, porque puedes, de forma más ágil, adaptar tu proyecto empresarial a la nueva realidad disruptiva.

Además, no es necesario crecer para que tu negocio sea escalable y pueda desarrollarse en otros mercados y con diferentes volúmenes de negocio. Puedes ser pequeño y a la vez escalable. Puedes ser pequeño y obtener unos enormes beneficios (como la compañía Craigslits, que con sólo 30 empleados obtuvo el año pasado unos ingresos de más de 100 millones dólares).

Haz más con menos. Es preferible contentarte con un tamaño en el cual tu empresa funcione bien. Y si es preciso, haz menos que tu competencia (underdo). Enfócate en un sólo producto a la vez, porque no puedes hacer todo y hacerlo todo bien.

Aprendamos de la exitosa compañía aérea Southwest que vuela sólo con Boeing 737, a diferencia de la mayoría de otras compañías aéreas que vuelan con varios modelos de aviones. Como resultado, toda la tripulación de Southwest (pilotos, asistentes, tripulación de tierra,...) puede adaptarse fácilmente a cualquier vuelo, e igualmente se acomodan todos los componentes de Southwest. Todo esto se traduce en menores costes y en un negocio más fácil de ejecutar.

Así pues, simplifica tu empresa para que sea más flexible, más creativa, más eficiente, más escalable, más adaptable.


Flattr this

2 comentarios :

Ergow dijo...

Flexible y escalable, sí, una combinación interesante en los tiempos que corren. Aunque yo añadiría otra cualidad imprescindible: GLOBAL.

Felicidades por el post!!

Alberto Dotras dijo...

Muchas gracias Ergow por tu comentario y las felicitaciones. En cualquier caso yo entiendo que la cualidad de "global" es inherente a una "empresa escalable". En mi opinión una empresa es escalable cuando tiene la habilidad de, simplificando sus operaciones, incrementar su capacidad para, entre otras cosas, internacionalizarse (por lo tanto, para ser “global”) sin necesidad de invertir en exceso (con costes marginales decrecientes).

Un saludo

 
Google Analytics Alternative