05 agosto 2012

El mundo necesita herejes

Lo que necesitamos ahora son personas que puedan conmover los cimientos de las estructuras corporativas de la misma manera en la que los antiguos herejes conmocionaron a la Iglesia −a través del compromiso directo y sin importarles ni una pizca si encajaban o no. 

Así que larga vida a los herejes, a los inadaptados sociales, a los presuntuosos y a los sucios, maleducados y desagradables. Larga vida a lo infantil, a lo indecente y a lo ofensivo. ¡Larga vida a aquellos que tienen prohibido el paso a los salones de la alta sociedad! 

Extracto del provocador libro de creatividad e innovación Ideas peligrosas de Alf Rehn

La banda de punk rock Sex Pistols, herejes como pocos donde los haya 

2 comentarios :

Rafa Camacho dijo...

Hola, me parece muy sugerente tu post. Antes quemaban a los herejes, ahora las corporaciones acabarán en la hoguera si no escuchan a sus herejes ;) Tomo nota del libro que enlazas. Saludos!

Alberto Dotras dijo...

Muy cierto Rafa, en un mundo tan cambiante y competitivo como el que nos ha tocado vivir, las compañías están obligadas, sí o sí, a contratar herejes profesionales si quieren conservar su negocio. Un abrazo!

 
Google Analytics Alternative